top of page

¿Hablo en chino yo?

Para qué sirve un bibliotecario parte 2

- Ella no sabe leer - anuncia una niña de tercer grado señalando a su compañera

- No hay problema, que venga a la biblio y leemos juntas

La niña en cuestión se acerca al oído de la bibliotecaria:

- Es que yo soy china - explica como puede, recién llegada a Argentina.

- ¿Y hablas chino?- se vuelve loca la bibliotecaria ante la idea

- Si

- Buenísimo, vos me enseñas chino y yo te enseño a leer español.

De ahí en más, la Srta. Wang le enseñó chino a la bibliotecaria cada semana. Cabe destacar que la adulta resultó bastante mala como alumna, a diferencia de la pequeña que aprendió a leer y fue abanderada.

La biblioteca es un espacio de intercambio de saberes. Es el lugar donde se aprende de forma independiente, sin contenidos corrientes y a partir de la curiosidad. Es donde se enseña, comparte, debate y, en definitiva, se crece.

Por otro lado, es un espacio de poder, donde se aprecian y se enaltecen las capacidades de cada uno en lugar de verlas como una debilidad.

Los bibliotecarios aprendemos todos los días de nuestros usuarios.


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page