top of page

¡No tengo tiempo para nada!



A estas alturas del año no hay tiempo para nada, o mejor dicho, se acelera. Ya pensando en el vitel toné y antes de enloquecer, llega la pregunta fastidiosa ¿Cumplimos con los objetivos que nos propusimos para el 2023?

Capaz esa no sea la pregunta correcta: ¿Hice una lista de objetivos que fuera realista?


Muchas veces nos embarcamos con la ilusión de un año por delante, pero que es imposible llevar a cabo en la realidad: escribir un libro, hacer un podcast, llevar adelante el canal de youtube de la biblioteca, realizar los procesos técnicos de las 20 cajas que están al fondo, asistir a los investigadores y, de paso, bailar salsa.

Si en mi planificación hay propuestas muy grandes, que llevan más tiempo del que creo, nunca cumpliré y, lo peor, es que seguiré sosteniendo la sensación de que falta mucho, con su consecuente frustración.


Consejo 1: en su lista cuente con que cualquier cosa va a tardar el triple.


Si cree que va a poder cargar su base de datos en dos meses, anote que le llevará seis. Si lo termina antes, sentirá satisfacción. Escribir un libro lleva un año con dedicación exclusiva, imposible agregar otro item.

Es popular la frase “no se puede caminar y comer chicle a la vez”. Eso es cierto. Lo que nos quieren vender como multitasking es una mentira. Si Usted camina y come chicle al mismo tiempo y yo le pregunto cuantas veces mascó o cuantos pasos dió, sólo puede responder uno, que es donde puso su atención al contar. Se trata de atención, de foco. Si quiero realizar una tarea en mi biblioteca y se ve constantemente interrumpida por atención al público u otras demandas, naturalmente su tarea le llevará más tiempo del que tenía pensado.


De aquí el consejo 2: haga una sola cosa a la vez


Organice de manera eficiente, poder dedicarle un tiempo seguido a una sola acción. En materia de comunicación, si cada vez que tengo que hacer una publicación debo sacar una foto, escribir, publicar, pierdo mucho tiempo. Es mejor sacar todas las fotos un dia, escribir todos los textos otro día y dedicarme a la publicación y programar las publicaciones otro día.


En el caso del chicle y la caminata sólo es posible si, al mismo tiempo, mastico y doy pasos. De la misma forma, si hago un proyecto en el que los “pedidos imprevistos” puedan ser parte de este, sincronizo ambas acciones.


Consejo 3: cree un proyecto con un sólo objetivo grande y canalice todas las acciones dirigidas a este.


A saber, si mi objetivo era aumentar la cantidad de usuarios, cada actividad que realice irá en ese sentido: visitas guiadas, comunicación, celebraciones varias, patronos, actos, eventos o cualquier cosa que me pidan mis autoridades.


Nos quedan tres meses. Tome su lista de objetivos anuales. Celebre los logros. Deje para el año próximo a los que ya no llega, concéntrese en los que aún son posibles en estos últimos meses. Menos es más.


Por último les dejo el link del programa de SUPERHABITOS que da consejos de uso del tiempo que son una maravilla. https://open.spotify.com/show/4zr0AOtQ17MexH92yCCAvq?si=7093932eb8694fef





20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page