¿Para qué diantres sirve un bibliotecario?


- A las bibliotecas y los bibliotecarios les queda poco porque está todo en google.

- Tenés razón. También hay muchos tutoriales en YouTube, así que las escuelas y los maestros no tienen sentido. Por otro lado, si googleás “dolor de cabeza” te aparecen miles de diagnósticos, por lo tanto hospitales y médicos están de sobra.

Nadie discute que la educación y la salud son fundamentales y que se requieren profesionales y espacios para llevar las prácticas adelante. Con el acceso a la información debería pasar lo mismo.

Primero, no todo está en Google, aunque no descartamos que algún día podrá ser. De todas maneras se necesitarán bibliotecarios entrenados para buscar la información correcta y efectiva, formar usuarios en la evaluación de la información, sus fuentes y autoridades. Alguien tendrá que organizar la información de alguna manera y hacerla accesible para todos, aún para quienes no saben cómo buscarla. Un bibliotecario te ayuda a no ahogarte en un mar de información, para guiarte por dónde seguir.

Es la mano derecha, el fiel colaborador de todos los que necesitan conocimiento para mejorar la toma de decisiones. Del ministro (biblioteca especializada) al maestro (biblioteca escolar); del herrero (popular) al médico (biomédica); del juez (jurídica) al interno penitenciario (intramuros), a los funcionarios (parlamentarias).

Las bibliotecas no son libros perfectamente ordenados en estanterías. Es información en movimiento: son mapas, fotos, audiovisuales, música, leyes, patentes, fórmulas, ficción, investigación, filosofía, cancioneros y recetas de cocina. Son internet, textos digitales, e-books, apps, TICs.

Las bibliotecas son redes de profesionales compartiendo, creando y buscando catálogos, respondiendo inquietudes, motivando, circulando y resguardando conocimiento.

Los bibliotecarios son innovadores, punta de lanza de la tecnología.


Nos encontramos en la 53 Reunión Nacional de Bibliotecarios en Mendoza. Toda la información de lo que será, por aquí.



PD: Elegimos esta foto con Juan Cruz Gonella (el cerebro de todo esto) en memoria de Gustavo Doradillo, quien sacó la foto hace muchos años, en una sesión donde nos destornillamos de risa mientras casi nos ahogaba probando cosas en la pileta. Se nos fue muy rápido, esas injusticias que nunca comprenderé.

68 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo