top of page

¿Por qué no participan los usuarios en mis propuestas geniales?




¿Por qué no vienen nuestros usuarios cuando nuestra oferta es increíblemente buena?

Respuesta: porque lo hacemos en base a nuestros intereses en lugar de a los intereses de nuestros beneficiarios. 

Para los próximos proyectos, mi humilde consejo, es antes de poner todos los recursos plan (financieros, energéticos, laborales y personales) primero VALIDE. 


La estrategia de validación, utilizada en el marketing digital pero aplicada a las bibliotecas, consiste en la recopilación de datos que nos aseguren que lo que estamos ofreciendo realmente les interesa a nuestros potenciales usuarios, antes de poner manos a la obra. 

En la práctica se trata de que si quiero hacer un ciclo de cine, preguntar si les gusta el cine, que tipo de películas ven, si alguna vez han ido a un cino con pantalla grande y si les interesaría venir a un ciclo determinado. 

Nos asombramos de las respuestas. Muchas veces no tienen nada que ver con la idea que nos hicimos de nuestra comunidad. En ese caso, si no les interesa, si nunca fueron a un cine, si las películas que elegimos no son de su tipo, me acabo de ahorrar un fracaso.


Por otro lado, los datos  cualitativos de nuestros usuarios nos sirven para detectar las necesidades informativas; las demandas; sensaciones y expectativas en cuanto a nuestros servicios. 

Este tipo de diagnóstico permite varias lecturas. Por un lado, nos ayuda a crear servicios y productos que solucionen los problemas reales planteados por nuestra comunidad. 

Por citar un ejemplo en el área de salud en medio de la pandemia, mientras que para el centro era la prevención, para la comunidad su verdadero problema eran los piojos. Cuando se hablaba de lavarse las manos no se tuvo en cuenta que las casas no contaban con jabones de tocador. Saber exactamente qué piensa y siente mi comunidad nos da la idea de qué hacer y, por sobre todo, nos garantiza el éxito de nuestro proyecto.  


Por otro lado, nos da pistas de cómo comunicar nuestras propuestas ¿Qué palabras repiten? ¿Cómo lo expresan? Para un proyecto de biblioteca en un secundario, un porcentaje lector muy abocado a la cultura oriental repetía que se sentía Friki. 

No usaban el término raro, o fenómeno o expulsado. Se sentían frikis. Por lo tanto la comunicación usó esa palabra para su club de lectura. 

Por si esto fuera poco,  los contactos adquiridos son los que forman las bases de datos que se utilizan para la difusión y comunicación permanente con usuarios reales y potenciales. 


Y ustedes ¿Le preguntan a sus usuarios de antemano si sus proyectos tienen sentido? Los leo.


31 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page