Tráguese ese sapo


Octubre y ya estamos cansados, cerrando cosas y como vuela el tiempo, pestañeamos y ya estamos armando el arbolito. En esta entrega de cómo sobrevivir hasta fin de año les comparto una de las tantas técnicas que tiene el libro “tráguese ese sapo” de Brian Tracy.

Allí dice que si uno tuviera que tragarse un batracio horrible lo mejor sería hacerlo al comenzar el día así ya sabe que no le puede pasar nada peor después.

Amamos hacer listas de todo lo que tenemos que hacer y por regla general evitamos lo más posible lo que consideramos más pesado. Esta actividad que estamos evadiendo se transforma en nuestra cabeza en un run run permanente porque sabemos que debemos hacerlo. La propuesta es “tragarse ese sapo” es decir, hacer lo más tedioso apenas comenzamos el día, lo antes posible. Lo que suele suceder es que eso que pensábamos inabarcable se resuelve mucho más rápido de lo que teníamos planeado y nos deja libres y livianos para el resto de la jornada. Cuando hablo de aplazos me refiero muchas veces a semanas incluso meses.

Otra de las propuestas no es hacer listas sino cronogramas, poner fecha a cada actividad y, por sobre todo, comenzar el día realizando las tareas sin interrupciones (como el teléfono, abrir el mail, etcétera) que nos impulsan a responder o atender cosas nuevas sacándonos de foco.

Los invito a que lo pongan a prueba y después me cuentan si les resultó.

Audiolibro completo en el vínculo.


35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo